Entrevista en la plataforma digital "Convocatoria de prensa" a propósito de UNO DE ESTOS DÍAS

Copyright © José Iglesias Blandón 2013 - Todos los derechos reservados. Desarrollo web: Gradocinco.

EN MEDIOS:

SOBRE JOSÉ IGLESIAS BLANDÓN

Plataforma digital "Convocatoria de prensa" · 10/02/14

Por Juan Francisco Velasco, periodista

 

«En algunas editoriales el periodista ejerce de asistente personal del escritor»

 

José Iglesias Blandón sabe perfectamente que la promoción tan bestial que hacen las grandes editoriales de libros es la soga de muchos escritores nóveles. Por eso, ha utilizado sus conocimientos en comunicación corporativa para lanzar su propio libro Uno de estos días.

 

¿Qué pasos has seguido a la hora de desarrollar una estrategia de comunicación para tu libro?

Hoy, al grueso de escritores publicados prácticamente se les exigen estudios avanzados de mercadotecnia, si no quieren desaparecer silenciados en el intento. Los grandes grupos editoriales como Planeta o Penguin Random House están capacitados para elegir alguien novel al azar y convertirlo, de la noche a la mañana, en un autor con importante presencia mediática. El resto (entre ellos, muchos hijos de la autoedición o coedición) debemos coger parte de las riendas y tirar del carro. Porque no podemos encomendarnos solo a una buena calidad de nuestra obra: desafortunadamente, la llamada de atención suele venir motivada por el continente, no por el contenido. Así, respondiendo a tu pregunta, mi idea, siempre en constante afinamiento, es ir desarrollando una imagen de marca propia. Como producto, tengo mis limitaciones, y soy consciente de ellas, pero siempre hay acciones efectivas para impactar en un público algo más amplio. Acciones efectivas y afectivas, pues, aunque a veces, apelando a esa supuesta libertad del Arte y del artista, intente resistirme, parece claro que el modelo estructural dominante siempre acaba transformando cada ápice de realidad en mercados, en material proclive a ser vendido o comprado, incluido un sentimiento. Aún es algo pronto para facturar resultados, es mi primer libro, estoy empezando a posicionarme, examinándome, conformando mi target.

 

¿Qué herramientas has utilizado?

Nos equivocamos al pensar que creando perfiles públicos en las principales redes sociales (Twitter, Vimeo, Google+, Facebook) está ya todo el trabajo hecho; ni siquiera una web y/o blog personal son garantía de nada si, primero, los tratamos como meros panfletos publicitarios y, segundo, no salimos a buscar al lector. Con Uno de estos días intento cuidar ambas cuestiones. Mis redes sociales y páginas de Internet están pensadas para el visitante, pues incluyen vídeos, imágenes del día a día promocional, descargas (de las primeras hojas del libro, por ejemplo), música, concursos para conseguir ejemplares gratis, reseñas, comentarios y fotografías que me van pasando los lectores… A su vez, poco a poco, voy dando de alta la obra en buscadores y directores, dejando mi tarjeta de visita en foros y comunidades literarias (que otros hablen de ti es siempre más eficaz que si lo haces tú mismo), interactuando mucho con blogueros especializados (en España se edita anualmente casi ochenta mil títulos, ¿por qué iban a elegir el mío para mencionarlo o desentrañarlo en sus sitios webs? Es necesario crear algún tipo de vínculo), contactando con publicaciones y programas muy específicos a través de una base de datos mediática particular. Todo un trabajo de campo… El autor multidisciplinar (también, incluso, con obligadas ciertas dotes de programador), ¡la nueva era! El escritor «de salón» ha muerto.

 

A tu juicio, ¿qué técnicas no deben faltar en la Comunicación o promociones de cualquier editorial de libros?

Una Comunicación 3.0, individualización total de productos y servicios, que incida en cada potencial lector a partir de su experiencia y, como sugería antes, de sus emociones particulares. Ya no existen clientes, sino personas: la evolución tecnológica (multiplataforma) ha modificado la interacción con los usuarios hasta tal punto que estos, antes pasivos, se han vuelto dominantes: reclaman información acondicionada a sus usos y costumbres, deciden cuándo, dónde y cómo percibirla. Existen técnicas para conseguir esto, como optimizadores de contenidos, o personificando ofertas, o mediante la geolocalización. La omnipresencia de smartphones, tablets e incluso eReaders y sus posibilidades permiten atarnos en corto.

 

¿Hay muchas diferencias entre la táctica de comunicación de tu libro y la que llevan grandes editoriales como las del grupo Planeta, donde trabajaste?

A buen seguro, bastantes de carácter cualitativo (pues poseen departamentos muy específicos, varias cabezas pensantes trabajando codo con codo, a jornada completa, en las múltiples aristas del proceso promocional), pero, sobre todo, diferencias cuantitativas, que les favorecen el acceso a programas y cabeceras líderes de opinión. El impacto de una entrevista de diez minutos para un programa prime time de Telecinco, por ejemplo, supera sobremanera un mes completo sonando en cabeceras regionales, físicas y digitales. Luego, es cierto que escritor y obra deben mantener el tipo, pero ya forman parte de una maquinaria de marketing total que informa, persuade y recuerda. Armand Mattelart, especialista en Comunicación, sostiene que la mundialización se produce paralela al desarrollo de los mass media y de las informaciones que vierten. No existe una publicidad negativa; lo significativo es que te mencionen, te mantengan en la palestra.

 

¿Qué fue lo que más te sorprendió de tu paso por el gabinete de Comunicación de la Fundación José Manuel Lara?

La dedicación terminante hacia el autor en promoción que visita la ciudad, a veces extremada. El periodista ejerce, prácticamente, de asistente personal por uno, dos días. Y, en tal caso, no existe una jornada laboral estipulada: varias de mis compañeras en el gabinete de la Fundación José Manuel Lara, con excelente profesionalidad, han asistido a algún escritor o escritora hasta bien entrada la noche, desde primeras horas de la mañana. El protagonista absoluto es el autor, mucho más que la propia obra. Recuerdo un caso en 2012, durante la Feria del Libro de Sevilla, cuando una televisiva escritora, al terminar su jornada de firmas y charlas, me pidió, antes de volver a su hotel, que por favor la acompañara hasta alguna iglesia para orar…

 

¿A tu juicio, cuáles son los mejores aciertos y los fallos en Comunicación durante las promociones de best sellers o autores conocidos?

Las nuevas tecnologías permiten colocar una determinada obra en un terminal móvil semanas antes de su lanzamiento sin darnos apenas cuenta, desarrollando una especie de imprimación en el usuario, quien a la postre sentirá el producto como algo suyo, necesario. Se vienen haciendo cosas potentes en ese campo. Y, por contra, detecto un cierto defecto en las presentaciones públicas de libros. Parecen ancladas, aún son bastante solemnes; promocionalmente hablando, no se les saca todo el partido. Requieren una vuelta de tuerca. Hace poco, una compañera, escritora de literatura fantástica, presentó su última novela caracterizada del personaje protagonista. Hablaba y actuaba como, según ella, lo haría este. Respondía a preguntas con insolencia y provocación propias de él, motivando retos, interrogantes, cierto apetito hacia la trama. Una opción interesante. ¿Te imaginas a Pérez-Reverte con botas altas, capa y espada? No sé yo… Pero sí sé que la gente está cansada de oír cosas, quieren verlas.

 

¿La editorial donde publicas gestiona la Comunicación y las promociones de sus obras o los autores tienen que buscarse la vida?

Depende de la relación contractual que establezca con sus diferentes autores. La editorial Mezenas ofrece servicios de edición, coedición y autoedición. A mayor inversión, mayor gestión, sobre todo en lo relativo a la promoción offline, controlando firmemente, como grupo editorial, distribución física, publicidad, presentaciones, conferencias y demás. Es muy complicado, ya incluso a nivel local, que un autor se presente en grandes librerías con su libro autoeditado bajo el brazo, para colocarlo allí, y se lo acepten. Por supuesto, conseguirá depositar algunos ejemplares en varios establecimientos más alternativos, los cuales, si no eres amiguete, con total seguridad los embutirá en cualquier estante. Desafortunadamente, hoy día, la repercusión de alguien que se autopublica es, como norma general, testimonial. Sí existen mayores probabilidades con la autoedición digital. Amazon, para muchos autores, ha sido un disparador hacia editoriales importantes.

 

 

Enlace directo a la entrevista en su web: AQUÍ.